Opinión. Lo público sin complejos

Por tiempo, economía y cercanía, confío firmemente en el papel que una agencia de colocación realiza. En base a mi experiencia actual, posicionando, acercando  y difundiendo recursos e iniciativas en los que creo, y entre los que se incluye precisamente una agencia de colocación – como es la de Gijón– hago un alto en el camino y os dejo aquí algunas de las reflexiones que vengo acumulando y siento que toca compartir:

¿”Afuera” se piensa de otra manera?

Un imprevisto, una ampliación de personal, la llegada del verano… son muchas las casuísticas que hacen que una empresa acuda a una agencia de colocación. A veces, se trata simplemente de una empresa ubicada en Cantabria, Valencia, País Vasco,… que comienza un nuevo proyecto en Asturias y viene directamente a la Agencia Local de Gijón a buscar sus candidatos/as. En este punto me llama la atención cómo, en otras comunidades autónomas, parece más arraigado entre las empresas ese hábito de recurrir a entidades como la nuestra en busca de talento. Y razón no les falta. En el caso de la Agencia Local de Promoción Económica y Empleo de Gijón, ésta se revela como una gran fuente de profesionales; basta con conocer el Plan Local de Formación, que tan solo en 2017, permitió a casi 900 personas mejorar sus competencias profesionales. Por su parte Planes de Empleo recoge cada año el talento de cientos de profesionales con perfiles diversos – junior o sénior- y los revierte a la empresa con un valor añadido, en términos de experiencia + formación +  utilidad pública. Los programas de mejora de las capacidades juveniles, como pueda ser la exitosa Agencia de Activación Juvenil, permiten  a las empresas asturianas conocer a sus jóvenes talento in situ, en el propio puesto, a través de programas de prácticas no laborales, becadas por la Agencia Local, previa a su contratación… Y yo me pregunto, ¿cómo no acudir a nosotros, que estamos siempre cerca?

Aún no se conoce realmente lo que es

Una agencia de colocación es una entidad pública o privada, regulada por Real Decreto, que realiza actividades con el fin de proporcionar un empleo a personas desempleadas. La empresa proporciona su perfil, y la agencia de colocación valora perfiles, competencias y conocimientos de los profesionales con el objetivo de preseleccionar y contactar a esos candidatos/as que se ajustan al perfil.

No te uso…. (A ver si me van a cobrar algo)

Una agencia de colocación es un servicio gratuito. Si, es gratuito.  Y se trata de un recurso muy valioso, en cuanto al ahorro en “coste-hora” del profesional que selecciona en la empresa; la agencia de colocación busca y localiza a las personas candidatas, las entrevista, y éstas llegan a la empresa en pocos días. Aquí no hay trampa ni cartón. Eso si, indícanos cómo te ha ido; por deferencia, por compromiso de mejora… es lo que pedimos.

Una agencia de colocación es un reflejo de la sociedad

A una agencia de colocación acude cualquier profesional que busca una oportunidad laboral, por propia decisión, porque tiene inquietudes. Hoy es él o ella, mañana puedes ser tú. Una situación de desempleo puede aparecer en cualquier momento, a cualquier profesional, tenga poca cualificación o no, porque lamentablemente aunque tengas mucha o poca experiencia, tengas menos o más cualificación, la soga aprieta por igual.

No hay candidato/a para… ¿puestos de astronauta?

Y es que tampoco se puede pedir la luna. Toda aquella persona que se plantea cubrir un puesto de trabajo tiene que optimizar. En pleno siglo XXI aún hay muchos empleadores que tienden a exceder, bajo la premisa de “mejor pedir, no vaya a ser que me quede corto”; todos los títulos + toda la formación + toda la experiencia… ¿Y qué ofreces a cambio? Menos (¡menos, pero de todo- todo!).

Si a ti te cuesta,  a una agencia de colocación también

Es sabido que hay perfiles que cuesta encontrar porque el propio mercado laboral no cuenta con una oferta que sea suficiente para tanta demanda. Por tanto si tú no los encuentras, a la agencia de colocación o a cualquier otra fuente que utilices para tus procesos de selección, también le va a costar. Ahora bien, puedo asegurar en primera persona que a veces tú no encuentras y la agencia sí.

 “Parece que hay gente que no quiere trabajar”

No seamos cortoplacistas: mima a tus trabajadores y trabajadoras, escucha sus necesidades de crecimiento profesional, de equilibrio personal y laboral o remunera acorde con su compromiso, y evitarás tener que acudir a una agencia de colocación. Ya sabemos que hay de todo en todas partes, pero si en el último año 3 personas se han ido de tu empresa, yo reflexionaría. El cortoplacismo es un claro factor de fracaso empresarial y cierre de empresas.

“Sénior no, que no me siento cómodo/a”

Por su puesto que puedes “mandar” a alguien de mayor edad. Esto no va de edades, va de profesionales. Contando con una trayectoria profesional muy variada e intensa, siempre que alguien me pregunta a qué me dedico en la actualidad, digo que me siento afortunada de estar colaborando con el desarrollo económico desde la Agencia Local de Gijón. Y es que puedo asegurar que en pocos lugares he conocido tal ejemplo de polivalencia y de respeto por tal variedad de perfiles, edades, razas, y equipos tan comprometidos.

En conclusión. Lo público, sin complejos.

Te invito a ser partícipe de proyectos interesantes si aún no has contactado con nosotros. Al que ya nos conoce le invito a poner en valor  recursos como la Agencia de Colocación. Cuenta lo satisfactorio que es que tu empresa contribuya “con lo local”, con el desarrollo económico y social de tu municipio y de Asturias, en la que todos, desde nuestros zapatos, aportamos nuestro granito de arena.

Revaloricemos lo público sin complejos.

 

Patricia Martín. Responsable de Relaciones con el Tejido Empresarial

Anuncios